Latest

El declive de la libertad de expresión

Probablemente, ejemplos de abusos y violaciones a la libertad de expresión en América Latina se consigan a granel, tantos como países integran la región, de mayor o menor gravedad. Pero sin duda, uno que personaliza el patético retroceso de la región en esta materia tan consustancial con la democracia es el de Teodoro Petkoff, el editor-fundador del diario Tal Cual en Venezuela, merecedor del Premio Ortega y Gasset en España por su comprometida lucha por el periodismo independiente. 

Combativo político e implacable crítico del régimen chavista, Petkoff no podrá viajar a Madrid para recibir en persona el reconocimiento debido a órdenes de un tribunal que le prohíbe la salida del país, por una demanda penal ejercida por el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Diosdado Cabello en contra el diario que dirige.

El caso de Venezuela es uno, pero no el único, de los que enciende las alarmas en todos los organismos regionales y organizaciones no gubernamentales relacionadas con la libertad de expresión, con un deterioro importante durante el último año.

Junto con Venezuela, los peligros acechan a medios de comunicación y a periodistas independientes en Cuba, Ecuador, Honduras, Brasil y Guatemala.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) lo alerta en su último informe, a propósito del Día Internacional de la Libertad de Prensa celebrado este 3 de mayo.

“El ejercicio de la libertad de expresión en el continente americano enfrenta diversos desafíos, como la violencia contra periodistas y comunicadores, aunque también sigue estando amenazado en muchos países por el uso del derecho penal para sancionar la expresión de opiniones y la difusión de información sobre asuntos de interés público o que involucran a funcionarios estatales”, resalta la CIDH.

Aunque la Relatoría Especial destaca los esfuerzos realizados por algunos Estados por despenalizar el desacato o modificar las leyes que penalizan la difamación, injuria o calumnia en casos relacionados a temas de interés público o sobre funcionarios estatales, en la mayoría de los países de la región persisten normas penales contrarias a los estándares interamericanos en materia de protección a la libertad de expresión.

“La imposición de medidas desproporcionadas pueden tener un efecto silenciador incompatible con una sociedad democrática”, agrega la CIDH.

Fuera de la esfera estatal, el ejercicio del periodismo libre e independiente entraña peligros y amenazas documentadas por varias organizaciones, entre ellas Reporteros sin Fronteras. La situación es particularmente difícil para los periodistas en el estado de Guerrero donde operan poderosos y peligrosos carteles de la droga.

Presiones sutiles también entran en el menú de amenazas a la libertad de expresión en la región. Vehemente fue el caso de la periodista mexicana Carmen Arístegui, despedida de la empresa MVS Noticias presuntamente por presiones de la Presidencia.

El informe de la organización Freedom House vuelve a mencionar el caso de Venezuela, que junto a Honduras y Perú, son los “niños desaplicados” de la región. En América Latina, “periodistas enfrentaron la violencia y la intimidación tanto de las autoridades gubernamentales como de factores criminales”, según el informe citado en el diario El Tiempo.

La violencia contra periodistas también se agravó en Perú y Honduras, y en éste último, según la organización, esa violencia convive con la censura y el apoyo “casi incondicional” de los medios al gobierno.

Cuba, a pesar de muy tímidos avances, aparece retratado en el rincón más oscuro de todos los informes referidos a libertad de expresión, no sólo por las presiones, amenazas constantes, intimidación y encarcelamiento de periodistas independientes, sino también por las restricciones en Internet y el bloqueo dentro de la isla de sitios no oficiales.

La organización Human Rights Watch, en un capítulo dedicado a la nación caribeña, destaca que aunque hay propósitos de avanzar a un esquema mayor de libertades, “el gobierno cubano continúa reprimiendo a personas y grupos que critican al gobierno o reivindican derechos humanos fundamentales”, aplicando una variedad de tácticas para castigar el disenso e infundir temor entre la población, incluidas golpizas, actos de repudio, despidos y amenazas de largas penas de prisión.

¿Qué países de Latinoamérica ofrecen las mejores condiciones para el ejercicio pleno de la libertad de expresión? Según el informe de Freedom House apenas cuatro: Costa Rica, Belice, Uruguay y Surinam.

Jennifer Dunham, autora del reporte de la organización, lo declaró en la oportunidad de hacerlo público: “La tendencia general en Latinoamérica ha sido de declive. Hemos visto una pauta de retórica cada vez más hostil hacia la prensa por parte de los líderes de países como Venezuela, Ecuador y Argentina”.

No es gratuito que América Latina, con 300 periodistas muertos en 20 años, tiene el 30% de los asesinatos de periodistas de todo el mundo.

CARA – CONTRACARA

El reino de la autocensura

Antonio López Ortega

El País

__

América Latina democratiza los medios de comunicación

José Manuel Martín Medem

Revista Pueblos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: