Latest

Cae el petróleo: beneficiados y perjudicados

Unos ganan, otros pierden. Unos tendrán más dinero en el bolsillo para consumir y mover la economía; otros se verán obligados a sacar la tijera y recortar gastos e inversiones. Es así. La notable caída en el precio internacional del crudo no afecta a todos por igual. Sobre todo tratándose de un bien tan esencial como el petróleo. Para los países que tienen necesidades energéticas y compran combustibles fósiles la coyuntura será, si no una bendición, al menos un alivio temporal. Para los productores de petróleo obviamente resulta un golpe bajo en los ingresos. 

Los precios referenciales del mercado internacional petrolero acusan valores no vistos desde la crisis económica de 2009. A principios de esta misma semana, el valor de Crudo Brent se colocaba en US$ 68,4 por barril, mientras el Texas descendía a US$ 65 por barril.

Son varias las razones que explican el fenómeno: el estancamiento de la Eurozona, la recesión en Japón y el frenazo de China han bajado la ventanilla de la demanda de energía. Pero al mismo tiempo, el aumento de la producción de crudo de esquisto, inundó el mercado con suficiente oferta.

Las alarmas sonaron, sobre todo, en la Organización de Países Productores de Petróleo, el cártel petrolero más grande del planeta, con un tercio de la producción mundial entre sus miembros.

Pero ahí tampoco las posiciones han sido coincidentes. Venezuela, un país básicamente monoproductor que en consecuencia depende de los ingresos en petrodólares, convocó una reunión de emergencia de los miembros de la OPEP de la que tampoco surgió consenso para recortar la oferta de crudo. Arabia Saudita no acompañó la iniciativa de Caracas y al final el único acuerdo fue mantener el nivel de producción actual. Se impuso la lógica de mercado: no ceder espacios al competitivo petróleo de esquisto.

Los mercados y las monedas locales también han resentido la baja en los precios del petróleo. El rublo erosionó su valor hasta 8%, al igual que el peso mexicano.

Los principales perdedores por el deslizamiento de los precios del crudo son las grandes empresas petroleras y los países que tienen el privilegio natural de contar con petróleo, como Arabia Saudita, Rusia, Nigeria y Venezuela. Sin embargo, tanto sauditas como países del golfo pérsico tienen enormes reservas de divisas que les permiten surfear la crisis un buen tiempo.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ya anunció este fin de semana una comisión especial que revisará las partidas presupuestarias donde habrá que hacer recortes importantes. Y no parece una medida de cara a la galería, aunque también; la necesidad en este caso obliga a usar la tijera.

El economista Henkel García, entrevistado por BBC Mundo, afirma que pronto Venezuela requerirá reconsiderar medidas adicionales para superar el déficit fiscal, repensar una devaluación de la moneda y probablemente pondrá de nuevo sobre la mesa el aumento del precio de la gasolina.

Colombia, por su parte, dejaría de recibir ingresos por más de 3.625 millones de dólares, advirtió la Contraloría General, como indica Infolatam. Por cada dólar que se reduzca el precio del petróleo, el país dejaría de recibir anualmente 194,8 millones de dólares.

La situación tampoco es beneficiosa para México, como explica una nota basada en analistas consultados por CNN Expansión. El Gobierno de Peña Nieto, urgido por otros temas sensibles de la agenda nacional, tendría que ajustar su gasto y contratar más deuda si el barril se abarata más. En el presupuesto de la Nación el precio del barril promedio se ha calculado en US$ 79, pero a finales de la semana pasada la mezcla mexicana se vendía por US$ 61,07. Alarmas encendidas.

El correlato de este drama, por ejemplo, se expresa en Argentina, la tercera mayor economía de América Latina que, con un déficit energético importante, debe gastar parte de sus menguadas reservas internacionales en importación de crudo.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, declaró aliviado a la agencia Reuters que la caída del precio del petróleo “va a reducir la carga sobre el Estado nacional de compra de combustibles afuera”, aunque desconoce por los momentos el volumen de ese ahorro.

Como declaró hace pocos días la directora general del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, el comportamiento actual de los precios del crudo son beneficiosos para la economía mundial.

Pascal Menges, un gestor de la firma suiza Lombard Odier, consultado por WSJ, predice que el exceso de oferta global “caerá durante los próximos meses y el crecimiento de la producción estadounidense se moderará, evitando que los precios bajen mucho más”.

Pero por los momentos, con una visión cortoplacista, la caída de los precios del petróleo pondrá en los bolsillos de la gente un dinero extra con el que, tal vez, no contaban. Es así. Unos ganan, otros pierden.

CARA Y CONTRACARA

¿Qué le espera a Venezuela después de la decisión de la OPEP?

Infolatam

Leonardo Vera

Sí: sudando petróleo

El Espectador

Luis Carvajal Bastos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: